julio 22, 2013 por Marcelo Paz Soldan
La palabra Ciervos en la caverna
Reseña

La palabra Ciervos en la caverna

La palabra Ciervos en la caverna Por: Marcelo Villena Alvarado En la epístola XV de las Heroínas, Safo empieza preguntando a Faón si era cierto que cuando vio la letra de su estudiosa mano, la reconocieron sus ojos en seguida. ¿Cómo reconocerían los nuestros la que escribe en Lumbre de ciervos? ¿Bastaría el título? ¿O […]

Seguir Leyendo >>
julio 22, 2013 por Marcelo Paz Soldan
Ficciones fundamentales
ArtículoLiteratura

Ficciones fundamentales

Ficciones fundamentales Por: Edmundo Paz Soldán En los años 90, uno de los libros de lectura obligatoria para los estudiantes de un doctorado de literatura latinoamericana en los Estados Unidos era Foundational Fictions, de Doris Sommer. En ese libro, la catedrática de Harvard proponía que ciertas novelas del siglo XIX narraban alegóricamente ciertos pactos entre […]

Seguir Leyendo >>
julio 19, 2013 por Marcelo Paz Soldan
Periodista y escritora Verónica Ormachea Gutiérrez Miembro de Número de la Academia Boliviana de la Lengua
AutoresLiteratura

Periodista y escritora Verónica Ormachea Gutiérrez Miembro de Número de la Academia Boliviana de la Lengua

Periodista y escritora Verónica Ormachea Gutiérrez Miembro de Número de la Academia Boliviana de la Lengua Por: Armando Mariaca (Respuesta al discurso de ingreso a la Academia Boliviana de la Lengua) Muchas veces, las encomiendas de la Academia no siempre son fáciles de cumplir; en ocasiones, como en el presente caso, quien debe responder a […]

Seguir Leyendo >>
julio 19, 2013 por Marcelo Paz Soldan
Las tres Claudinas, y una cuarta, en la literatura boliviana (Segunda parte)
ArtículoLiteratura

Las tres Claudinas, y una cuarta, en la literatura boliviana (Segunda parte)

Las tres Claudinas, y una cuarta, en la literatura boliviana Por: Enrique Vargas Sivila (Segunda de tres partes) La Claudina de Medinaceli «era de una atrayente fisonomía morena, tipo de la criolla que más que propiamente por la estatuaria belleza, seduce por ese algo inefable que se llama la gracia, tanto en lo donairoso del […]

Seguir Leyendo >>