abril 6, 2021 por Sergio León

En el Día Internacional del Libro Infantil

Por Gonzalo Molina Echeverría

El 2 de abril fue declarado a nivel mundial el Día Internacional del Libro Infantil, para realzar la obra destinada a los niños. La primera  reunión de expertos en materiales educativos, realizada en México en 1971, bajo los auspicios de la OEA, recomendó a los Estados asociados declaren el 2 de abril, como Día del Libro Infantil, en homenaje al nacimiento del escritor universal Hans Christian Andersen, cuya obra había propiciado el reconocimiento de parte del comité ejecutivo de la International Board on Books for Young People  , Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil, (IBBY), declarando 1975 Año del Centenario de su muerte. Bolivia se asoció a este trascendental evento el 12 de marzo de 1975, gestión que fue llevada a cabo por el profesor Hugo Molina Viaña, en su calidad de presidente de la sección boliviana de IBBY.

Hans Christian Andersen (1805-  1875). Escritor danés de literatura para niños, autor de famosas obras de cuentos como El Patito Feo, El soldadito de plomo, La sirenita, Las zapatillas rojas, El ruiseñor, El traje nuevo del emperador. De origen humilde y de extrema pobreza, hijo de un zapatero y de una lavandera, a quien dedicó el cuento La pequeña cerillera. Su formación fue esencialmente autodidacta, inspirándose en tradiciones populares y narraciones mitológicas alemanas y griegas , así como de experiencias personales.

Entre 1835 y 1872 escribió 168 cuentos de hadas e historias protagonizados por personajes de la vida diaria, héroes míticos, animales y objetos animados. Escribió una autobiografía, La verdadera historia de mi vida. Sus obras han sido traducidas a más de 80 idiomas y adaptadas al teatro,  cine, en dibujos animados, juegos en CD,  escultura y pintura.

En 1956 se creó en su honor el Premio Internacional Hans Christian Andersen de la IBBY, equivalente al Nobel de Literatura, que se concede cada dos años “a un escritor vivo, cuya obra completa haya aportado una importante contribución a la literatura infantil”, y a partir de 1966 también de ilustración. Al mismo tiempo se concede un cuadro de honor con un libro representativo de cada país, “con objeto de poner de relieve en el plano internacional los mejores libros para niños y jóvenes”.

La IBBY tuvo su origen gracias a la inquietud de la escritora y educadora Jella Lepman, quien organizó en Munich, Alemania, en 1949, la Biblioteca Juvenil Internacional, proyecto asociado a la Unesco. “Cuando Lepman trabajaba en Alemania durante la postguerra se dio cuenta de que los libros infantiles podían ser la base de la comprensión internacional que se necesitaba para que los niños de hoy y de mañana evitaran los errores del pasado”.

En 1951 organizó una reunión bajo el lema “comprensión internacional por los libros infantiles”, a la cual asistieron más de 250 delegados de diferentes países. Dos años después, 1953, esa labor se traducía en la primera asamblea general de la IBBY que se celebró en Zurich, Suiza. Cada dos años IBBY celebra su congreso en un país determinado.

Entre los propósitos de IBBY está el de “fomentar la comprensión internacional mediante los libros infantiles. Estimula el uso de estrictos criterios literarios y artísticos y la amplia distribución de literatura para niños. Alienta al establecimiento de bibliotecas nacionales e internacionales, la educación permanente de los que se relacionan con la infancia y con la literatura infantil, y la publicación de libros imaginativos y estimulantes para los jóvenes” (HMV).

La sección boliviana de IBBY fue aceptada como miembro número 40 en el XIV Congreso Mundial de esa organización (Río de Janeiro, Brasil, 21 octubre 1974), cuya representación fue confiada al profesor y poeta Hugo Molina Viaña. Cumplidas las diligencias ante la organización y las resoluciones impartidas por la presidencia, se realizó la presentación e inauguración oficial el 9 de noviembre de 1975 en la ciudad de Potosí. También se organizaron filiales departamentales. IBBY Bolivia, desde su fundación ha promovido, incentivado y apoyado el libro y la literatura para niños, con una serie de ferias de exposiciones del libro, festivales, conferencias, coloquios, seminarios, publicaciones, concursos literarios.

 Impulsó la creación del Centro de Documentación e Información de Literatura Infantil en 1984, del Proyecto Interamericano de Literatura Infantil de la OEA, quedando bajo dependencia de la dirección de Literatura del Instituto Boliviano de Cultura, organizado y dirigido por un consejo interinstitucional (IBBY, Ministerio de Educación, Banco del Libro, Centro Pedagógico Portales). Actualmente su sede es en el Centro Portales de Cochabamba, al igual que IBBY.

Hugo Molina Viaña (Oruro, 10 octubre 1931-La Paz, 13 noviembre 1988). Profesor, poeta y escritor de literatura infantil. Presidente y organizador de IBBY-Bolivia (1975-1985). Premio internacional Hans Christian Andersen de la Organización Internacional para el Libro Infantil y Juvenil, por sus obras Vicuncela (Cuadro de Honor. Würzburg, Alemania, 1978) y El Duende y la Marioneta. Fantasía idílica en el Castillo de La Glorieta (Lista de Honor. Cambridge, Inglaterra, 1982).

En su obra poética destacan: Palacio del alba (1955), Martín Arenales (1963), Ratonela (1974), Viajeros del espejo (2007), Martín Pescador (2007), entre muchos otros.

Asiduo lector y admirador de la obra literaria   de Hans Christian Andersen, los hermanos Grimm (Jacobo y Guillermo), Juan Ramón Jiménez, Janusz Korczak, José Martí, Charles Perrault, Rabindranath Tagore, y de Walt Disney, quien llevó al cine obras clásicas de la literatura infantil. Elaboró la Bibliografía de literatura infantil boliviana (La Paz: IBBY, 1980), presentada al Proyecto Interamericano de Literatura Infantil.

En el Día Internacional del Libro Infantil, y bajo el slogan de la Unesco: Libros para todos, lo mejor para los niños, en nombre de Hans Christian Andersen, IBBY y Hugo Molina Viaña, saludamos a todos los escritores, editores, e ilustradores que se dedican con amor y ternura a la literatura infantil.

Fuente: Letra Siete

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *