febrero 18, 2021 por Sergio León

El Chaski sigue corriendo

Por Cecilia Vlahovic

¿Quién no recuerda la revista El Chaski? La revista infantil está presente en la conciencia colectiva de más de tres generaciones. Se la recuerda con nostalgia y se la extraña mucho. Algunos, entre nosotros, conscientes de su valor universal y de que El Chaski fue y siempre será contemporáneo, coleccionamos la revista para que nuestras hijas e hijos también puedan leerla.

Entre el año 1983 y el 2000, la revista infantil Chaski produjo 144 ediciones con un tiraje de más de 10.000 ejemplares mensuales. Es un patrimonio gráfico, pedagógico y cultural con identidad local propia. En 1987, la revista fue declarada texto oficial en los ciclos básico e intermedio del sistema educativo boliviano, valorando por sus contenidos sociales, ecológicos, culturales e históricos.

Entonces, en este tiempo, cuando estamos envueltos en una frenética búsqueda de nuestra identidad boliviana, nos preguntamos: “¿qué hace y dónde está el Chaski del siglo 21?” Es tiempo de que el Chaski de todos los tiempos transmita sus mensajes y su sabiduría, emprendiendo un viaje virtual a través de los actuales medios de comunicación digital.

A partir de esta reflexión y necesidad, el proyecto “Del Trazo al Pixel, el Chaski sigue corriendo” recupera y preserva los contenidos de la revista con la autorización de sus autores y editores.

Considerando su vigencia y su carácter de patrimonio cultural intangible, la revista se distribuye en una galería PDF donde están las 144 ediciones, distribuidas en la página www.elchaskisiguecorriendo.org, y de esta manera estar al alcance de toda la población de manera masiva y gratuita.

La restauración de la revista y la implementación de la galería de PDF´s fue apoyada por Fundación Simón I. Patiño y Save The Chilldren, que se sumaron con compromiso a la idea de recuperar la memoria colectiva de los niños y niñas y compartirlas a esta nueva generación que, ahora, tiene la posibilidad de disfrutar los recorridos de aquel Chaski que en su chuspa carga historias y educación inclusiva.

Ahora, la revista patrimonial se ha recuperado y digitalizado para seguir conmoviendo a una nueva generación de millones de niños, niñas y adolescentes. Que el Chaski siga corriendo, a pesar del tiempo.

Fuente: La Ramona 

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *