julio 29, 2009 por Marcelo Paz Soldan
Bajo la Lluvia es el cuento Ganador del Primer Concurso de Cuento Digital

Bajo la Lluvia es el cuento Ganador del Primer Concurso de Cuento Digital

bajo la lluvia

Mauricio Rodríguez Medrano es el ganador del Primer Concurso de Cuento Digital
Después de diez días de intensa votación el cuento ganador del Primer Concurso de Cuento Digital es Bajo la Lluvia, con 305 votos, de Mauricio Rodríguez Medrano de La Paz, alcanzando así el veinticinco por ciento de un total de 1.174 votos.
Entre los cinco cuentos más votados están Quizás de Janeth Ariana Orellana Padilla, La voces de Yamil Escaffi, El Carnotauro de Eduardo Lazaro, Solo conoce la libertad aquél que entra al baño después de tres días de María Lesly Cáceres Marañón y Sangre de Harold Villegas Navarro.
Las editoriales Nuevo Milenio y Yerba Mala han anunciado que debido a la calidad de algunos de los cuentos presentados se realizará una selección adicional los que serán invitados a ser publicados bajo estos sellos y serán presentados en la Feria Internacional del Libro de Cochabamba (FILC) que se realizará del 7 al 18 de octubre de 2009.
Más allá del concurso, es importante rescatar que los ganadores han sido seleccionados por los lectores sin intervención de ningún jurado. Gente enviando y votando libremente, sin restricciones, con los cuentos disponibles de ser leídos, descargados.
Sin embargo, debido a la cantidad de cuentos recibidos en esta primera versión, lo que ha superado ampliamente las expectativas de los organizadores, se considera incorporar cambios para la siguiente versión.
Para descargar los cuentos más votados: Bajo la Lluvia, Quizás, La voces, El Carnotauro, Solo conoce la libertad aquél que entra al baño después de tres días y Sangre.
Fuente: Ecdotica

0 comentarios sobre “Bajo la Lluvia es el cuento Ganador del Primer Concurso de Cuento Digital

  • Creo que no hay mucho que deducir para darnos cuenta que el cuento más votado no es el mejor. Soy ingeniero de sistemas y puedo demostrar que hubo fraude informático. En la misma modalidad de votación en menos de dos horas puedo subir la votación a cualquier concursante a mas de 50 votos. Asi que no fue una votación justa. Una forma de comprobarlo es que el número de visitas es inferior al número de votos. Si quieren podemos hacer unas pruebas para que les demuestre.

    • Sergio,
      El sistema de votación, como sabes, tu que eres ingeniero, no lo controlábamos nosotros sino el mismo blogspot. Estamos conscientes que nos podían piratear el concurso, también eso lo sabes tu, ya que te imaginas que se piratea a Adobe y a Microsoft que son algo más grandes que nosotros. No nos justificamos, ni mucho menos, pero es importante que sepas que en los concursos se parte de un principio de buena fe. Nosotros no convocamos a un concurso buscando ser pirateados, buscábamos que los escritores nos manden sus cuentos, se los suban, estén disponibles para leerse, votarse, comentar, etc. Todo era y ha sido lo más transparente como ha sido posible. Si los lectores y los mismo votanten buscan formas de hechar tierra al concurso, de seguro, algún momento, es probable que lo logren. Nosotros, obstinados como somos, seguro que nos buscaremos otras formas de difundir lo que se produce en Bolivia (en el mundo, quien te dice…).
      Saludos y espero que hayas votado, aunque imagino que no ganó tu favorito.
      Marcelo Paz Soldán
      https://ecdotica.com
      Pd. Espero que no decidas probar que puedes piratear nuestra humilde página, por que de seguro se puede.

  • Estimado Marcelo, la convocatoria y la idea del concurso me parecen estupendas. De ninguna manera tengo malos comentarios al respecto, sino mas bien, palabras laudatorias. Me refería mas que nada a la mala conducta (si la hubo y lo creo) de algunos que mancharon el concurso aumentando los votos ocultando o usando otro tipo de trucos para conseguir generar más votos. Pero esa mala fe yo creo que podrá compensarse invitando a la gente conocera, profesionales del gremio, a que ayuden a nosotros los lectores noveles vertiendo su opinión sobre los cuentos. Críticas literarias que nos muestren los pros y los contras de los cuentos y que de seguro ayudará también a los escritores, ya que la genialidad no siempre va de la mano con los gustos mayoritarios. Y no te preocupes Marcelo, nunca haría daño a una página literaria. Mas bien comentaba sobre la pirateada para que se tome en cuenta otro sistema para los siguientes concursos y ojala que las haya. ¿Y habrá un brindis de honor? cuando se hara la fiesta de la premiación y espero que estén invitados todos los concursantes. Y dejo en claro que uno de mis favoritos está entre los más votados y eso que no le ayude pirateando los votos, ja, ja, ja.
    Saludos.

    • Sergio, el reto es mejorar. Es una primera aventura. Los colegas de Yerba Mala Cartonera quieren presentar a los ganadores en la feria del libro de La Paz, ojala tengan tiempo. Han quedado en comentarme. Y, si no es indiscreción, cuál es tu favorito? He leído a todos los más votados y también tengo el mío.
      Gracias por tus comentarios y saludos,
      Marcelo Paz Soldán
      https://ecdotica.com

  • Creo que es saludable que se realice crítica literaria, ensayo literario, sobre los cuentos más votados y el ganador. Concuerdo con Sergio en ese aspecto, así se podrá ver las deficiencias del texto, los puntos relevantes, ayudar a dar guías de lectura y, sobre todo, seguir haciendo Literatura, más a allá de comentarios que van en desmedro de los participantes, que si uno fue bueno y otro malo, que si uno merecía ganar y otro no.

  • Arturo Torres dice:

    Felicidades al autor del cuento ganador.
    Logró votar 305 veces por su propio cuento, con ayuda de sus amigos y familiares.
    Eso merece ser premiado.

  • Mauricio Rodríguez dice:

    Arturo:
    ¿Qué cuento mandaste tú? Me gustaría leerlo, porque tengo entendido que participaste en este concurso, así lo refieres en el blog de Yerba Mala.
    Puedes criticar todo lo que quieras sobre el sistema de votación (del que tú también fuiste partícipe al enviar tu cuento), pero analiza mi texto, te puedo asegurar que se abre a diversas lecturas y no se queda en una sola, no hace sociología, no se queda vacío después de una primera lectura.
    Gracias por tu agradecimiento, créeme que es muy ocioso votar 305 veces o pedir la ayuda a familiares y amigos. ¿Cuántos votos recibió tu cuento?

  • Mauricio Rodríguez dice:

    Marcelo,
    Por otra parte, pediré ayuda de mis compañeros de Carrera para que lean los cuentos y puedan hacer crítica literaria. Sería también bueno que se manden estos cuentos a escritores para que también ellos puedan dar su opinión.
    Saludos.

  • Marcelo, no hace falta ser un genio, un doctor en lenguas, lic. en literatura, para hacer observaciones literarias. Basta ser un buen lector. Por ejemplo, en el cuanto de Mauricio se lee esta «patada en el estomago» ¡En el segundo párrafo!
    «Y no sé en qué momento sentí las manos del siete apoyadas en las rocas».
    ¿Él sintió lo que sienten las rocas? ja, ja, ja es un Dios omniciente.
    Luego sigue:
    «Después cayeron gotas de sudor y chapalearon en la tierra húmeda.»
    Sudor de quién ¿del que narra, del siete o de las piedras? ja, ja, ja. Basta eso para borrar el cuento y seguir con otro.
    Bye.

  • Mauricio Rodríguez dice:

    Carolina,
    «Y no sé en qué momento sentí las manos del siete apoyadas en las rocas”. Las rocas no sienten, a menos que lo haya decidido en mi mundo posible (término literario). Si leías un poco más el cuento de tarías cuenta que el siete estaba muy cerca del narrador en ese instante. ¿Nunca te apoyaste en la tierra y sentiste los pasos de la gente, el caer de las piedras? Allí no hay incoherencias. Si te das cuenta, en un primer instante el narrador sólo puede sentir, al final del cuento sólo podrá ver (aunque ya no le sea posible).
    “Después cayeron gotas de sudor y chapalearon en la tierra húmeda.”: Otra vez: las rocas no sudan (por lo menos en mi mundo posible no). Por lo tanto, el sujeto debería ser o el siete o el narrador: allí se abre una ambigüedad: ¿el que narra puede sentir, o el que narra es parte del siete, o es el siete?». Te da amplitud a diversas lecturas y a un problema existencialista. ¿Servirá? No lo sé. Al final no te gustó el cuento. Es válido.
    Saludos

  • Bartolome Leal dice:

    Cuenta García Márquez en su libro de memorias que una vez ganó un concurso de cuentos. Le habían dicho que iba a ser declarado desierto y que si mandaba uno, ganaba. Era un autor emergente y querían promoverlo. El joven Gabo, pobre e indocumentado, necesitaba la plata del premio. Desde entonces dice que nunca más participó en un concurso.
    Lo importante de participar es trabajar el cuento, ajustarse a las reglas de la convocatoria, tratar de superarse a uno mismo. Gozar del proceso de escritura y revisión. Ligar la vida de uno con el cuento.
    Yo mismo mandé a un concurso de cuentos en el género negro, en 200 palabras justas. Gané. En realidad ganamos todos: el premio fue dirimido por sorteo. A mí me gustó como ejercicio de síntesis y prueba de estilo.
    Lo importante es competir, se decía antes. Ahora parece que hay avidez por ganar. Así no se hace el escritor verdadero, me parece…

  • Arturo Torres M. dice:

    Si las rocas sudan o no, si el protagonista suda o no, o lo que es peor, que el narrador sude, carece de importancia.
    Un cuento no puede ser ambiguo. Salvo que se trate de un cuento de la ambiguedad. Y el cuento ganador no va por ese camino.
    Pero hay algo seguro, el narrador (léase autor) ha debido sudar la gota gorda para lograr 305 votos.
    Reitero, no todos los cuentos más votados son los mejores. Una pena para los organizadores el tener que editarlos.
    Claro que aquí existe un grave problema y es el de los gustos personales. En mi caso prefiero lo clásico, con figuras bien elaboradas y con sentido lógico, y no ese bagazo literario que tiende a lo surealista.
    Ganó, eso es lo que importa (para el autor) porque para los organizadores debe ser una pesadilla.
    Saludos cordiales a Marcelito.

  • Christian J. Kanahuaty dice:

    Aclaro desde el vamos que no envié ningún cuento. Que no se escribir cuentos y leo más novela que cuento. Pero, si algo he leido aquí que me ha gustado eso han sido las palabras de Leal: disfrutar del proceso, del camino. Lo importante no es llegar, lo importante es el camino dice Fito Paez en una de sus canciones luminosas y tiene más razón que un santo. La macana es que si no ganas no existes y si pierdes te entra pánico y odio hacia el que ganó. Pero en serio, hay que disfrutar de las palabras, del ritmo del texto, de ir descifrando y escuchando a dónde quieren ir los personajes que uno cree que crea. Lo demás es puro cuento.

  • Mauricio Rodríguez dice:

    Comparto lo que dice el señor Bartolomé, un escritor no se hace en un concurso, más bien creo que a través del camino, de su proceso personal puede hacerlo, como dice Christian.
    Yo no me considero escritor, me considero un ser humano que se empeñó en realizar una obra literaria (buena, mala, cada uno tiene sus gustos). Y como dice Christian, sobre todo, en este país si no ganas no existes: ¿Cuántos concursos se debe ganar para existir en este espectro de la literatura? No lo sé. Concursando puedo medir mis logros, mis deficiencias.
    Ahora bien, que yo haya hecho trampa: ¡¡¡por favor!!!, señor Arturo si usted participó y no ganó debe ser una lástima. Siempre está criticando todo lo que escribo: Al principio dijo que yo era el que no escribía mis cuentos que existía otro yo. Ahora me dice que hice trampa.
    Un trabajo literario debe ser ambiguo: cuento, novela poema, ensayo: Es un rasgo de la Literatura. Sólo así se asegura que el texto se preserve. Ya Borges lo hizo con sus cuentos, Cortázar, Monterroso. A leído: «No se culpe a nadie» de Cortázar, es tan ambigüo y tan obra de arte: una maravilla literaria.
    Saludos

  • Yo no odio al que gano, pero puedo proclamar a los cuatro vientos que estafó la votación. Y lo sé por que yo mismo podía hacerlo. Y obvio que no lo hice, yo no hubiera aumenta los votos de Mauricio ni con una pistola amenazando volar mi cabeza. Hay cuento muchisimo mejores y con muy pocos votos. Lo que molesta entonces esa la estafa de algunos concursantes y por otro lado me molesta que piensen que por que alguien se llevó lo votos es un gran escritor. Y es como dice Carolina, no es que vaya a decir es mal escrito pero Carolina ya empezó demostrandolo. A si que en vez de estar con conjeturas espero que se animen a decir los pros y los contras de los cuentas y ahi veremos en cancha quien es o no es buen escritor.

  • Me parece que nunca vamos a contentarnos con nada. Primero juzgamos al jurado del Tamayo: que si leen, que si son demasiado clásicos, que no saben valorar cosas nuevas…
    Ahora se abre otra posibilidad, el que todos podamos leer, participar y criticar y de nuevo le encontramos puntos en extremo negativos.
    El sistema de votación no era perfecto y desde el principio sabíamos que estafas podían ocurrir, pero no considero que nadie pueda acusar a alguien de haber hecho tan descarada trampa.
    Bajo la lluvia ganó y punto, no podemos decir que es un mal cuento porque no lo es. Personalmente mi favorito era otro, pero ya es gusto personal.
    A ti amigo Arturo te gustan los cuentos clásicos y «sencillos» pues ya es mero gusto personal, un cuento por ser clásico no es necesariamente bueno y por ser ambiguo o surrealista no es necesariamente malo.
    Cuando nos inscribimos aceptamos las consecuencias, reglas y nos abrimos a la crítica, y creo que varios o la mayoría, no nos inscribimos por el premio (no podemos negar que todos queríamos ganar) pero lo importante era dar a conocer nuestra obra, en especial para quienes somos amateur y no poseemos amplios estudios en literatura y letras. Simplemente quisimos compartirlo y compararnos, ver la calidad del cuentos (o los cuentos) ganador/es y mejorar, así como salir de lo «clásico» y «costumbrista» para abrir nuevas puertas a cosas que los autores bolivianos reconocidos no han experimentado todavía.
    Yo solía escribir cosas más simples y claras o clásicas como le dicen por acá (no sé cuál termino sea el correcto) pero para esta ocasión escribí algo totalmente diferente, a riesgo de no «gustarles». Obviamente no gané, pero me siento satisfecha por haber participado y escrito algo que si bien no es una obra magistral, al menos me agradó escribir y me agrada releerlo.
    ¡Seamos felices! ya que todos ganamos. Si lo hacemos por el premio pues hay muchos concursos como el gran angular, el de la editorial Minotauro y creo que hay otro de la fundación García Márquez con un «jurado élite» y un premio de 30000 euros.
    Para la próxima (que espero hayan muchas oportunidades más) se puede organizar mejor el concurso, con votación y registro biométrico si quieren. Esto sirvió para conocernos un poco y aprender, ojalá que las malas ondas no sean impedimento para que se realicen mas concursos así.
    En algún momento ya lo había sugerido y lo mantengo, que hayan más concursos por categorías, es difícil comparar un cuento de romance con uno de crítica social con uno infantil, todos pueden ser excelentes en su área.
    Y no andemos acusando a nadie, ya sabemos que muchos les pidieron sus amigos que voten, pero los que ganaron no son malos cuentos (más considerando que Mauricio ganó otros concursos sin necesidad de recurrir a la trampa)
    Felicidades a los ganadores y espero que cumplan con lo de publicar los cuentos que no ganaron, pero estuvieron «buenos».
    Un saludo y también sería interesante que dejen las críticas salir al aire (críticas constructivas), para que cada autor pueda ver sus fallos que errores hay muchísimos y no veo la necesidad d andar crucificando a nadie por uno o dos errores de ortografía y sintaxis.

  • Pobre Mauricio, como lo odian. Con o sin razón, parece que no es el santo literario de muchos. Y a decir verdad el mío tampoco y no es sólo porque no me gusten sus cuentos, eso sería lo de menos, es por la forma en la siempre se está defendiendo de los feroces ataques ….(¡pobre!).
    Y no es que no tenga derecho a defenderse….pero ante vaina, pienso que el silencio y la indiferencia sería la mejor manera de conservar la dignidad. Ya basta de compararse con Cortazar… o decir que hizo tal cosa porque Borges lo hizo….etc., etc.
    Es posible que Mauricio sea un buen escritor, es posible que sea de lo mejorcito que hay, es posible….algo significará que haya ganado tantos premios. Pero francamente, cuando se defiende parece un mocos dando pataletas.

  • Arturo Torres M. dice:

    Sr. Mauricio:
    Usted puede escribir como mejor le venga en gana, si quiere lo hace ambiguo o, si algún día se anima, escribe como debiera de ser. Problema suyo.
    Jamás dije que usted no escribía y que lo hacía algún otro yo. Ese tipo de filosofía barata no va conmigo. Además sería ridículo pensar que hay algún otro que escriba para usted. Usted es incomparable e inimitable. No creo que haya alguien que escriba como escribe usted.
    Finalmente, cualquier comentario mío, siempre lleva mi nombre y apellido. Esto digo, por sí se refiere a algún comentario anónimo que haya podido aparecer en yerbamala.
    Mantengo mi opinión sobre la parodia de la votación. Le guste a usted o no. Poco me importa
    Y también ratifico mi opinión con respecto de que, los 5 cuentos mas votados, no son los mejores, al menos no todos ellos.

  • rosse marie caballero dice:

    Estoy de acuerdo con los comentarios de Sergio. Además, después del pasado concurso de AXS 2008, donde el ganador Mauricio presentó un cuento y publicó otro totalmente maquillado, perdí la fe en su capacidad. Claro que siempre se puede mejorar, pero recobrar la fe es algo difícil de lograr.
    Otro aspecto para analizar es el modus operandi del presente concurso es primero que muchos autores seguramente no tuvieron la confianza para concursar, y segundo el tiempo suficiente (ni la malicia) para autovotarse.
    Ya sé que muchos querrán justificar los resultados, pero si se autoanalizan, me darán la razón en que no se puede arriesgar una producicón suya a la buena voluntad del círculo de amigos que irán a votar por la persona, no por su obra.
    Por lo que sé de Arturo, lo considero justo, equitativo y criterioso.

  • Arturo Torres M. dice:

    Hola estimada Rosse Marie.
    Un gusto que entres a comentar. En todo caso, agradezco de sobremanera tus conceptos sobre mi persona.
    Con respecto al Sr. Rodríguez, hay algo que en verdad me impresiona de él: pues no solamente justifica su forma de escribir, achacando su estilo a la «AMBIGÜEDAD», sino, lo que en verdad me deja anonadado, es que intenta aproximarse a Cortazar, como su ANIMAL PLANTET.
    Pero independientemente de esto, y como lo comenté en yerbamalacartonera, debemos aceptar la parodia de la votación y, por ende, los resultados finales… amen.
    Estimada Rosse Marie, hablando de cosas importantes (y no émulos de Borges o Cortazar) leí la obra tuya que tan gentilmente me la prestaste. Pedí a Marcelo que suba mis impresiones a esta página, espero que pronto tengas mi opinión gracias a Marcelo.
    Un abrazo.

  • Mauricio Rodríguez dice:

    Señor Arturo:
    Realizar sugerencias sobre lecturas no significa emular a Borges o a Cortázar. Si le digo que lea a Sallinger, ¿lo estaré emulando? Más bien creo que a través de esas lecturas se crea un tradición literaria. Estos autores son para que usted entienda que la buena literatura es ambigüa y no esté buscando en un escrito literario «sus» concepciones erradas (figuras bien elaboradas, lógica, clasicismo).
    Chejov es un escritor clásico de cuentos: ¿Ha leído «La dama del perrito»?. Dígame si no es ambigüo (ojo, no quiero emular a Chejov nombrándolo).
    El microcuento «Animal planet» no quiere parecerse a los cuentos de Cortázar, sino más bien utiliza la esctructura de un cuento de Monterroso (por si acaso a eso se le llama reescribir, también sirve para formar una tradición literaria. Ejemplos de reescritura: Joyce reescribe la Odisea, Cervantes reescribe los libros de caballería. Genet tiene un libro que habla sobre intertextualidad y clasifica la reescritura. Ojo, con esto no quiero decir que estoy emulando a Joyce o a Cervantes).
    Para mayor conocimiento, señor Arturo, ¿usted sabe las condiciones que debe tener un texto literario? Intertextualidad, ambigüedad y ficción (ojo, no lo digo yo, estoy citando libros de crítica literaria y mis clases de Literatura: Hablar con Juan Carlos Orihuela, Raúl Paredes o con un estudiante de primer año de la Carrera. Son conocimientos mínimos que se debe poseer para hacer Literatura).
    Señora Rosse Marie, reescribir un cuento no significa «maquillarlo». Cerruto para cada edición reescribía a sus cuentos ¿Él maquillaba sus cuentos?. Eso significa tener respeto al lector y así querer darle un trabajo más terminado que el anterior (la reescritura del cuento de AXS me ayudó a conocer mis deficiencias y, sobre todo, aprender más de la Literatura). Escribir significa reescribir.
    Señor Bartolomé Leal, cuando usted hace la referencia del cuento de García Márquez, cae en algunas imprecisiones: García Márquez no envió un cuento a un concurso, sino una novela : «Este pueblo de mierda» que por sugerencia de los organizadores lo tuvo que cambiar a «La mala hora» (Por este motivo y porque en la edición de su texto «españolizaron» la novela a cambio de los términos caribes que Márquez utilizó, decidió no volver a entrar algún concurso. Este no es el caso. En Bolivia y en la actualidad, un escritor novel debe tener algún mecanismo para hacerse conocer y, sobre todo, vivir de la literatura).
    Ahora bien, algunos tomarán estas palabras como «pataletas» de un niño y es tan aceptable como decir que las piedras de mi cuento sudan o no. ¿Quién hasta el momento analizó «Bajo la lluvia» y descubrió la intertextualidad que encierra? ¿Alguien se dignó a leer oración por oración para descubrir hacia las lecturas que se abre?
    Señor Arturo, hacer crítica literaria no es hacer loas sobre poemas leídos ni comparaciones (Creo que los poemas de las señora Rosse Marie se abren a mucho más allá: Un ejemplo es que no sólo gira las ideas de Adela Zamudio, sino que utiliza elementos de la lírica de Pizarnik. En suma es literatura femenina que rompe esquemas, no sólo en la temática, sino en la estructura.). Hacer crítica literaria no es decir que esto me gusta o no, sino ver el mecanismo con que se creó en ese mundo de ficción (ojo, hacer ficción no es sólo imaginar, es crear mundos posibles).

  • Sí, ¡Por favor!, ya dejen de criticar a Mauricio, que no se dan cuenta que es un genio. Él que lo ha leído todo y lo sabe todo, no merece ser víctima de tanta envidia…¡Por favooorrrr!

  • rosse marie caballero dice:

    Mauricio:
    Hay algo que al parecer te persigue, y es la polémica. Me imagino que si yo participaba y ganaba también iba a recibir palo. En realidad no es culpa tuya, es solo una falla del sistema, porque resulta que en este concurso se está premiando a una cifra y no a la calidad del cuento. Una cifra como 305 votos o 25{1daedd86537fb5bc01a5fe884271206752b0e0bdf171817e8dc59a40b1d3ea59}, etc.
    La idea inicial ( que surgió en esta página y a sugerencia de quienes participábamos en aquel entonces) de proponer un nuevo concurso de cuento era creo, incentiva la produciión literara, pero, por lo visto la mdalidad que se adoptó no es la más recomendable, ya que deja lugar a grandes dudas.
    Los concursos de Franz Tamayo y otros han generadado también este tipo de dudas y polémicas, a pesar de su modalidad tradicional. Si de verdad queremos contribuir a la literartura nacional deberíamos incentivar la calidad, premiar la literatura y no la cifra.
    Leyeron el cuento ganador del Libro Digital Juvenil AXS 2009? Como miembro del jurado, puedo decirles que se procuró (tal vez se logró) ser lo más ecuánimes y seleccionar sin ningún tipo de influencia extra, a la mejor obra presentada, a pesar de un errorcillo del autor en el título del cuento. Pero, siempre quedará la pregunta: Cuál es la mejor obra? Qué hace a una obra ser mejor frente a otra? He ahí el dilema.
    Respecto a la palabra ‘maquillado’, el término apropiado es ‘transormado’, un cuento transformado por una pluma invisible, eso fue lo que nos diste a leer.

  • Arturo Torres M. dice:

    Dios mío!!!
    Ya empezó a hablar de crítica literaria.
    Yo no nací contrahecho. Dejemos a los eruditos esa infame labor de hacer crítica. Hacer crítica es no hacer nada. Usted dedíquese a crítico literario, pues eso va con usted perfectamente (nadie le entiende)
    Primero comparaba su ¿cuento? Animal Planet con Cortázar, ahora dice que usa la estructura de Monterroso.
    ¿Sabe qué? Poco me importa lo que esos señores puedan concebor sobre la estructura de un cuento.
    El estilo suyo es su estilo. Ya no se defienda tanto. MI opinión personal es que su escritura, tan típica, solo puede ser escrita por una persona tan típica como usted.
    Si en este mundo desaparecieran de la faz del planeta todos los libros y los escritores, y quedara sólo usted, jamás compraría su literatura. Preferiría una y cien mil veces leer las hojas de los árboles o las huellas de las bestias.
    Ya no se defienda tanto. Usted cree que escribe una maravilla. Muy bién, poco o nada me interesa su auto opinión.
    Total en nada me afecta.
    Y con usted hasta aquí llegué. Pues parece que es demasiado importante mi opinión para usted. ¿Sabe qué? Su literatura ni la odio ni me molesta. Porque sería como pretender que las águilas desciendan a enterarse de lo que acontece en el fango. Pues ellas dominan las alturas y no los suelos.
    A lo mucho que puedo ofrecerle, es mi desprecio por su forma de escribir. Y esto como un favor especial.
    Dios lo ilumine para que ya no se defienda tanto.

  • rosse marie caballero dice:

    Letal, Arturo! Estuviste terrible con la anterior respuesta. Te presté mi libro? Qué verguenza! Cómo te lo voy solo a prestar? En realidad es tuyo, no quise dedicártelo hasta saber que lo aceptabas, por ahi me lo devolvías, eh? Escribiste algo? Genial. Espero que sea un comentario que genere polémica, así por lo menos nos divertiremos leyendo y escribiendo aportes de los que realmente leen literartura.
    Eso es lo lindo de este blog, somos pocos pero somos, hacemos literatura hasta cuando nos peleamos.
    Qué buena idea de Marcelo en crear ECDOTICA, no te parece?

  • Arturo Torres M. dice:

    Hola Rosse Mary,
    Bueno, si me lo prestaste o me lo obsequiaste, no importa, lo que sí importa es que me divertí bastante leyendo tu libro.
    Pero para ser franco, entendí no más del 50{1daedd86537fb5bc01a5fe884271206752b0e0bdf171817e8dc59a40b1d3ea59}. Por lo que pude equivocarme con lo que escribí con respecto de él.
    De todas maneras, tu libro da para un enorme debate; claro que esperemos que exista tal cosa y que los visitantes de ecdótica hayan podido tener acceso a tu libro.
    Ya Marcelito lo subirá cualquier momento.
    Por otra parte, encontré «la sábana de arriba», puedes pasar por la asociación cualquier momento a recogerlo.
    ¿Qué haríamos si Marcelo no se le ocurre crear Ecdótica? ¡No te mueras nunca amigo Marcelo!
    Un abrazo Rosse Marie y gracias por el libro.

  • Un escritor no escapa a sus procesos mentales y los escritos de Mauricio revelan su carácter mental tan particular. No sólo es contradictorio y ambiguo en sus escritos sino también en su comportamiento. Primero dice que «es saludable que se realice crítica literaria…» y luego, cuando uno vierte alguna opinión, él la rebate. Defiende su posición por más errada que esté. Me recuerda al «Estido». Parece que los noveles se llenan de soberbia y en vez de autocriticarse o por lo menos preguntarse si el público y los lectores tienen razón en sus críticas; se está justificando de manera pedante, explicando las cualidades (nada originales) de su técnica expositiva y demás vainas: muletillas con que los escritores inseguros se escudan.
    Sabes, Mauricio, tus escritos son desagradables por la construcción ilógica e irracional, y si te parece que así están bien pues sigue adelante. Nosotros tenemos derecho a criticarte y tú a aceptarlo o rechazarlo. Además, al empezar, imitar está bien, pero hasta eso lo haces mal.

  • Rodrigo Urquiola Flores dice:

    Yo también participé del concurso y, como bien pueden observar, perdí. Quisiera invitarlos a leerme y darme palo después pues. Mi cuento es 4 AM. Creo que una buena manera de aprender y aprender para mejorar, es escuchando a los demás. Adelante pues, léamonos.

  • OMG! 😯
    Sólo puedo decir algo: gracias a Dios no gané…
    En fin, concuerdo con Rodrigo, no sé porque le dan tanto palo al cuento ganador siendo que hay otros cuatro que ganaron y nadie dice nada sobre ellos, y hay otros 32 a los cuales también se puede criticar ampliamente, seamos un poco más equitativos con las «Críticas».
    Señor Arturo, de verdad me gustaría saber cuál es su cuento, en sus comentarios le dice a Mauricio que aprenda a escribir «Bien», en ese caso usted debe haber escrito algo excelente, en serio que quisiera saberlo.
    Por cierto, el mío es «Arquetipo», es totalmente surrealista con lo cual supongo que tendrán mucho material para «apalearme». Como dije yo no estudio literatura así que siéntanse libres de bombardearme con toda la crítica que quieran, se los agradeceré.
    Saludos

  • Arturo Torres M. dice:

    ¿Por qué siempre tienen que nombrarme?
    Lo único que dije fue que la votación fue una parodia y que los 5 cuentos más votados no son necesariamente los mejores, al menos no todos ellos.
    ¡¡¡ESO ES LO QUE DIJE!!!
    No soy crítico literario ¡Gracias a Dios!
    Si usted lee todas mis opiniones en este espacio, se dará cuenta que no hice ninguna crítica al cuento ganador, sobre todo, porque sería el último cuento que me pusiera a analizar.
    En cuanto a su cuento «Arquetipo», lo leí y prefiero no emitir opinión alguna. Pues ese no es mi campo. El surealismo ni lo entiendo, ni me gusta (ni en pintura, ni en escultura, ni en música, ni en ninguna otra manifestación del arte) Hago simplemente como si no existiera.
    Saludos cordiales.

  • rosse marie caballero dice:

    Arturo,
    «LA sábana de arriba» es una obra de Sofocleto. NO vayan a confundir los lectores je je, imaginate, «recoger la sábana de arriba de la asociación…»
    Te dije una vez que cuando no participas en los foros no hay polémica. Eres necesario Arturito, imprescindible e importante, por eso se dirigen a ti.

  • Este tal Arturo es un cobarde. Habla mucho, da mucho palo, pero a la hora de mostrar lo suyo esconde la mano. Jajaja, que pedazo de perdedor!
    Me parece que se da mucho palo sin razón. Lo que dice Arturo no puede ser tomado en serio por absolutamente nadie excepto un enfermo mental (o esa «señora» Rosse), además que a leguas se nota que lo que no le gusta es el escritor del cuento y no el cuento mismo.
    Acomplejado!

  • Arturo Torres M. dice:

    ¿Y de dónde salió este machote?
    Para su información, «LOCO» es lo más suave que alguien me dijo. Fui objeto de peores calificativos.
    Al escritor que hace usted referencia, no lo ví ni en pelea de perros. En todo caso, disculpe usted don Gonzalo si es que ofendí a su ídolo. No se preocupe, no me inmiscuiré en sus tendencias enfermizas o preferencias personales. No soy del clan.
    Ahora, aquello que usted denomina cuento, me interesa menos aún que sus gustos por la persona del escritor.
    Mi estilo de escritura se parece única y exclusivamente al de Arturo Torres. Lea todos los cuentos, que seguro jamás lo hizo e, inmediatamente, se dará cuenta usted cuál es mi cuento (Siempre y cuando sepa usted leer, claro está)
    Si usted encuentra alguno que se parezca a Cortázar o Monterroso, NO es mi cuento.
    Si quiere ofenderme, hagalo directamente y no inmiscuya a ninguna dama en sus pataletas desviadas.
    Aunque claro, puede usted arrojarme todo quel lodo en que su hocico se hunde, pero dificil que logre algo más, que una ducha no pueda quitar.

  • Bueno, el Rodrigo tiene razón; dejemos de joderle al Mauricio y punto, ganó y ya, y yo también participé, pues, con «Soul sacrifice», que recibió un michi 1{1daedd86537fb5bc01a5fe884271206752b0e0bdf171817e8dc59a40b1d3ea59}, ¿y qué? también me gustó el 4 AM del urquiola, ¿y qué? también me apreció lindo el «sangre», ¿Y….?
    el mauricio ganó y punto, además, si el cuento es bueno, flotará con el tiempo, si no, bueno, lo olvidaremos pues.
    Además, ya parece chat todo esto, ¿qué es pues? ¿El foro de quién odia más al mauricio? o ¿cuánto puede defenderse el mauricio?
    Lean los demás, hay peores…

  • Rodrigo Urquiola Flores dice:

    Rosse Marie
    Hace poco visité Cochabamba y me enteré que tenías un libro de cuentos. A ver si alguna vez coincidimos e intercambiamos libros.
    Leí Los vagidos del gato… y me pareció un cuento pleno de buenos recursos.

  • Ay arturito, ayyy…
    ¿Por qué buscas todas las formas posibles para no decirnos cuál es tu cuentito?
    Muy fácil es criticar un concurso por haber perdido, muy fácil es tratar de enlodar en cuento de Mauricio, pero lo único claro es que tú y varios más perdieron. Y eso significa dos cosas: o el ganador merecía realmente ganar (cosa que tú vienes diciendo hace ya rato que no es correcta), o el ganador no merecía ganar y había cuentos mejores. Como supongo que tú te inclinas por la segunda opción, como claramente lo has dicho, me imagino que debes pensar que tú cuento (o por lo menos algunos otros cuentos son mejores). ¿Por qué entonces no decir cuál es ese tu cuento que es mejor y merecía ganarle al de Mauricio?
    Una sola razón: por cobardía.
    jajaja

  • Arturo Torres M. dice:

    Gonzalo,
    Ahora que ya dejaste de insultar a terceras personas, te voy a decir cuáles son – para mí – los cinco mejores cuentos; y esto reducirá tu búsqueda, ya que tanto de pica la curiosidad de conocer mi cuento:
    El Tumulto, Fea, La Aguja de Oro, Quizás y Sangre.
    El orden final no interesa. Esos son los cuentos que yo escogería para editarlos y publicarlos.
    Chao Super Hombre!!!

  • rosse marie caballero dice:

    Rodrigo:
    Cualquiera que no esté loco disfruta de los insultos de este blog y se mata de risa. Eso me pasa. Yo me río del curso que toman las cosas y cómo algunos relamente pierden la chaveta para defenderse. En realidad, algo parecido a este mare magnum aconteció el pasado año con mi cuento Los vagidos del gato.
    Nadie lo había leído todavía y sin embargo llovieron las críticas, surgidas de un artículo que publiqué en este sitio: » Los vagidos del gato ¿o narrativa del absurdo?»
    Pues, te comento Rodrigo que el libro de cuentos que incluye Los vagidos del gato se presentará en la Feria del libro de Cbba. este año. Lo publica La Hoguera.
    Por supuesto me gustaría intercambiar mi otro libro Enigmas de la esfinge (2007) y mi novela El vuelo de la esfinge ( KIPUS, 2009).
    Cuál es el título de tu cuento en este concurso? Me gustará decirte mi opinión.
    Saludos, y gusto en conocerte, soy feliz de conocer personas educadas.

  • Arturo! Qué gusto el que tienes compadre!!
    «El tumulto» : jajaja, escrito por un niño de seis años. Con un supuesto «final sorpresa».
    «Fea» : narativa inocente hasta el llanto que quiere darle la vuelta a la clásica narrativa social, un humor sacado de Condorito.
    «La aguja de oro» : prosa cargada de florituras inútiles que se vuelve francamente mala, historia predecible y burda, y, otra vez, un dizque «final sorpresivo». ¿Qué necesidad hay de crear esas situaciones ya mil y dos mil veces conocidas? Qué terrible lugar común!
    «Quizás» : uno de los experimentos de adjetivación gratuita más atrevidos que conozco. A qué viene esa necesidad de ponerle dos y tres adejtivos a cada sustantivo! Por dios! Qué inseguridad y falta de tino. Qué falta de gusto!
    «Sangre» : sin duda el mejor de los cinco. En este caso te doy toda la razón. Creo que es incluso mejor que el de Mauricio. Tal vez tenías razón en decir que el sistema de votación no fue el más idóneo y no necesariamente ganó el mejor. Pero «Sangre» no es tuyo.
    Uno de cinco, Arturo. ¿Qué pasó? ¿Y esos son los que escogerías para publicar??? Jajaja, dios, qué criterio che!
    Bueno. Mi apuesta es que el tuyo es «Fea» o «Aguja de oro».
    Chao papá!

  • Arturo Torres M. dice:

    Ahora entiendo porqué te gusta «Bajo la Lluvia».
    ¿Qué más se puede decir? Amén. Los idiotas abundan en este mundo. Prueba de ello son 305 diotas; más bien, debo decir, 306.
    Sigue buscando basura; encontrarás bastante.

  • rosse marie caballero dice:

    Rodrigo:
    Tu cuento me encantó. Es una narración interesante que te atrapa desde un principio. Mantiene el interés y la intriga, su lenguaje es claro y preciso, además narra intensamente, no recurre al fácil recurso del diálogo, eso es lo que más me gusta de un cuento, que lo diga el narrador y no los personajes. Aquellos cuentos -de cuyo título ya no me acuerdo porque son muchos- que abundan en diálogos, lamentablemente los dejo a medias. Creo que tu cuento debió haber tenido mejor destino que el buzón del olvido de un voto al viento. Adelante! Sigue escribiendo y arma tu propio libro.
    Gracias, Marcelo, por este espacio y por el dato de mi cuento.

  • María Fernanda dice:

    Hola a todos:
    Concuerdo con Rosse Marie, el cuento de Rodrigo es muy bueno. Tambien concuerdo con Arturo y los cuentos que nombró y de losque Gonzalo se burla.
    Gonzalo es profesional literato? porque no me parece que lo fuera.

  • Rodrigo Urquiola Flores dice:

    Rosse Marie:
    Muchas gracias por aceptar la invitación al intercambio y por la lectura de mi cuento. Tengo un libro de cuentos que vio la luz el año pasado: Eva y los espejos (Gente Común). Estaré en la feria del libro de Cochabamba.
    Gracias Marcelo por el dato. Gracias María Fernanda por el comentario. Creo que la literatura es un larguísimo proceso de aprendizaje, un proceso que nunca acaba.
    Y sí, yo también paso un buen rato leyendo los insultos de los otros, puede ser divertido.

  • Arturo Torres Miguel dice:

    Estimada Maria Fernanda,
    Los comentarios de Gonzalo, no tienen ni el más mínimo atisbo de seriedad. No vamos a pretender tampoco que estén elaborados con sentido pro positivo; pues él jamás mostrará la intención de hacer un análisis ecuánime y de valor.
    Me recuerda muchísimo a ciertos y muy análogos críticos literarios de facultad, que enarbolan como escudos, sus cartones de profesión.
    Esos entes inseguros y deformados de ideas larvadas que, mientras esperan inútilmente que algún día desarrollen alas, sólo atinan a escarbar en sus librillos o folletos de instituto, buscando calificativos prefabricados, en el intento ramplón de lapidar todo aquello que no forma parte de su recua filosófica. Jumentos que creen cabalgar sobre corceles de ensueño de los dioses.
    Incapaces de remontar vuelo, cual alacranes sin agujón ni veneno, sólo atinan a arrastrar sus patas de impotencia, sobre las arenas yermas de su infecundo dolor. Temen la luz, como topos que se desarrollan en los reductos oscuros del subsuelo. Pira inútil, cuyas llamas, no queman ni su propio combustible.
    Disfrazan su incapacidad literaria, comparando genios, en el torpe intento de parecer grandes eruditos. Opinan con la opinión de otros, pues sus caletres miniaturizados, no germinan ideas propias. Sembradío de hatos dentro las llanuras acordonadas de las academias del verbo. Sus cadenas inmateriales nada maleables, aprisionan su libertad de pensamiento, hasta el punto en que disciernen tanto o menos que una hormiga; pues al menos ella, desde su posición de insecto, goza del privilegio liberador del instinto.
    Voluptuosos de sí mismos, tienen como pedestal de oro, al barro pútrido de los pantanos. Sobrevivientes del naufragio del talento, que tras su desesperado nadar, alcanzaron las riveras tristes de las islas sin horizontes de su mediocridad, creyendo que encontraron un Imperio Superior, en que su negro sol, ni siquiera ilumina su perfidia.
    Tienen como alimento a la vulgaridad; émulos de parodia, que por sí solos, no alcanzan siquiera un peldaño en la escala de la literatura. Esclavos de la popularidad, ilotas de la fama, sólo atinan a escupir su babeante podredumbre, cual cloacas que desembocan su inmundicia en las plantas de tratamiento de aguas servidas. Y es en esta su infinita estupidez, que creen que todos tienen alma de inodoro.
    Rumiantes de estercolero, bagazo de bibliotecas, polillas de libro, infección de academia; he ahí, los residuos infames de las factorías de los genios.
    Los comentarios de Gonzalo, tienen tanta seriedad como podría tener un bufón de feria.

  • Arturo, compañero, eres como boca llena de dientes de oro: vulgar y de mal gusto.
    Qué forma horrible de escribir tienes.
    Y cuánto odio disfrazado de lirismo se ve en tus oraciones.
    Pareces borracho.
    Lo siento mucho por tí.
    Pero gracias por hacernos reír.

  • Y no, estimada María Fernanda, no soy literato pero creo que soy un lector sensato que reconoce lo bueno de lo mediocre y de lo francamente malo, de lo cual lastimosamente hay mucho.
    Y eso no me parece bueno ni malo, es normal.
    Si se habla de literatura (de literatura seria) se habla de arte, y hablar de arte no es hablar de cositas pasables o que muestran potencial.
    Ojo, no tengo absolutamente nada en contra de los cuentos ni los escritores, simplemente no me parece que tengan (la mayoría) la calidad suficiente como para ganar ningún concurso.
    A no ser, claro, que se premie lamediocridad, que parece que es lo que sucede aquí.
    Si queremos tener un arte (no sólo literatura) en crecimiento y propositivo, debemos ser lectores y público exigente: no conformarnos con medias tintas.
    Y, como es lógico, para un público exigente ya llegarán obras exigentes. Sólo manteniendo calidad se consagra un firmamento artístico. Sólo con calidad y talento al arte es arte y no hobby.
    Y no tengo nada en contra de la práctica, sólo que me perece que gente como Arturo y algunos otros, se dedican a alabar como iletrados obras que en definitiva no tienen la calidad suficiente.

  • Arturo Torres M. dice:

    Ahí tienen los tristes rebuznos de un descerebrado, hablando de iletría.
    Ni modo, hasta los monos, trepados en los árboles, echan bestiales gritos, perturbando la bella sinfonía que cantan las aves en los bosques.

  • Arturo Torres M. dice:

    Gonzalo,
    El día que sea «COMPAÑERO» tuyo, ten la seguridad que realmente estaré borracho, drogado o con perturbaciones mentales profundas.
    Evita intentar siquiera el aproximarte a mí en esos términos de piara. Busca a tus iguales, como las aguas que sólo atinan a encontrar su nivel.

  • Rosse marie, los cuentos que llevan diálogos son sólo tres no soy tantos, y no creo que los diálogos sean un facil recurso, más bien me parece uno muy dificil. Escribir un dialogo que dé la impresión de una conversación natural me parece que es una técnica muy cuidada y que, más bien, muchos escritores cuando no lo logran recurren a describir por sí mismos los hechos.

  • rosse marie caballero dice:

    Rodrigo,
    Nos veremos en la Feria de Cbba., entonces.
    Carolina,
    Tal vez me expresé mal, debí decir recurso del
    «diálogo tradicional», como lamentablemente se ve en Aguja de oro, Un vaso de agua lunar, Ruedan la ruedas, aunque este último no me resultó aburrido, mientras que el primero realmente me cansó. ¿Este es un cuento o un guión de teatro?, me pregunté, si así fuera le faltaban los apartes.
    Pero sí, tienes razón en lo de técnica bien cuidada; también he usado en mi novela diálogos y monólogos; sin embargo, el abuso de guiones o rayitas en un cuento (que de por sí es breve), le quitan su brillo. Personalmente, creo que demasiados guiones en pocas páginas de lo que se supone ‘narración’ se convierten en una plaga.
    Por otra parte, deseo compartir con ustedes este párrafo de J.Ma. Vargas Vila:
    «En la obra de un escritor libre, puede haber cosas oscuras, laberínticas (…) que ojos poco experimentados en eso de mirar las cimas o las profundidades, hallarán incomprensibles, pero el rayo de Libertad que estalla en esos cielos los llena de tanta luz que los hace claros, transparentes, nítidos a los ojos de aquellos que saben mirar en los cielos tormentosos del Pensamiento…»
    Adiós.

  • Arturo Torres M. dice:

    Estimada Rosse Marie,
    Entonces debo suponer que Agatha Christie (la maestra del diálogo) te sume en un coma profundo en sus relatos cortos.
    Cuestión de gustos.
    Un abrazo.

  • Divertida sugerencia!
    Ya los veo citando a uno de los más vanos escritores del siglo.
    Yo respeto mucho a Rosse Marie y a todos los que participan en el foro (incluído tú, compañero Arturo, aunque parece que tú a mi no me quieres tener cerca aunque fuéramos los dos los últimos hombres de la tierra). No quisiera que este diálogo se siga yendo por vertientes del insulto y la burla.
    Quiero pedir disculpas si me he excedido y he ofendido a alguien, pero simplemente quería dejar claro mi punto de vista.
    Lo que no quiero dejar de hacer, sin embargo, es expresar mi opinión. Creo que para eso precisamente está abierto el foro.
    Pues bien. Tengo que decir entonces que no me parece en lo absoluto pertinente que se traiga a colación a la charla a uno de los escritores más rebuscados, supuestamente ornamentales, y completamente vacíos del continente. A ese señor la pretensión y la vanagloria se le salía por los poros, y muestras de eso pueden encontrarse perfectamente en frases como la que cita Rosse Marie.
    No pues! Si queremos que nuestra literatura avance deberíamos buscar ejemplos verdaderamente ejemplares. Y en Colombia hubo y hay mucho mejores escritores que el señor Vasgas Vila.
    Bueno es simplemente mi opinión.
    Creo, sin embargo, que no soy el único, como una rápida búsqueda en la red deja en claro:
    «Vargas Vila fue un modernista. El adjetivo «vargasvilesco» designa aquel estilo literario que como el de Vargas Vila tiende a ser hiperbólico y ampuloso». Extractado de http://es.wikipedia.org/wiki/Jos{1daedd86537fb5bc01a5fe884271206752b0e0bdf171817e8dc59a40b1d3ea59}C3{1daedd86537fb5bc01a5fe884271206752b0e0bdf171817e8dc59a40b1d3ea59}A9_Mar{1daedd86537fb5bc01a5fe884271206752b0e0bdf171817e8dc59a40b1d3ea59}C3{1daedd86537fb5bc01a5fe884271206752b0e0bdf171817e8dc59a40b1d3ea59}ADa_Vargas_Vila
    «No quiero decir con esto que Vargas Vila fuera un escritor execrable. O sí. Lo era a menudo, no siempre, aunque él se creía un artista sublime amparado en aquello de que la Verdad, con V mayúscula, que era un valor literario de la época, estaba de su parte. De hecho todas las Virtudes Teologales estaban de su lado, excepto la Paciencia, que quedaba reservada para el Lector. Unía a un pensamiento brillante un estilo deplorable. Pero lo mantenía a fuerza de un odio que sólo llegaba a ser genial en el reino del insulto». Extractado de http://www.elmalpensante.com/index.php?doc=display_contenido&id=745&pag=2&size=n
    Y en cuanto a lo del diálogo o no diálogo en los cuentos, me parece que pueden funcionar igual de bien de las dos formas. Siempre y cuando, claro, se haga con los recursos que se elige, un buen trabajo.
    Gracias y un saludo cordial a todos.

  • Arturo Torres M. dice:

    Las opiniones de Gonzalo, no sé si tomarlas en serio o simplemente pensar que se hace la burla, pues no se puede decir tampoco que tenga problemas de retraso mental. Veamos sus tristes afirmaciones:
    HABLANDO DE VARGAS VILA:
    1. (…) «Escritores vanos» (…)
    2. (…) «En Colombia hay y hubieron mejores escritores que Vargas Vila» (…)
    3. (…) «estilo deplorable» (…)
    4. (…) «no me parece en lo absoluto pertinente que se traiga a colación a la charla a uno de los escritores más rebuscados, supuestamente ornamentales, y completamente vacíos del continente» (…)
    Y AQUÍ TENEMOS CITAS DE TERCEROS:
    1. (…) “Vargas Vila fue un modernista. El adjetivo “vargasvilesco” designa aquel estilo literario que como el de Vargas Vila tiende a ser hiperbólico y ampuloso” (…)
    HABLANDO DE MI PERSONA:
    1. (…) compañero Arturo (…)
    Ahora entiendo su óptica con respecto de lo que él denomina ARTE y de lo que él pueda entender como relacionamiento humano. Una pena…
    Fuera de todas estas frases prefabricadas de critiquillo de academia, hay sólo dos que las dice con mucha inteligencia y que comparto plenamente con él; lo cual viene siendo rescatable:
    1. (…) aunque parece que tú a mi no me quieres tener cerca aunque fuéramos los dos los últimos hombres de la tierra (…)
    2. (…) Y en cuanto a lo del diálogo o no diálogo en los cuentos, me parece que pueden funcionar igual de bien de las dos formas (…)
    Estas últimas, dos grandes verdades!!!!

  • Parafraseando a Humprey Bogart:
    Arturo, me parece a mi nomás o ¿éste es el principio de una bella amistad?
    Virtual, claro, ya que dejaste en claro que de lo otro ni hablar.
    De todas formas otra vez te pido perdón si algo que dije te ofendió.
    Un saludo

  • Arturo Torres M. dice:

    Gonzalo,
    Nada en este mundo me ofende. Lograr aquello es prácticamente imposible para cualquier criatura humana.
    En todo caso, también me cansé de pelear. Además mi mamá me dijo que nunca debo pelear con mujeres, borrachos y loquitos. Y mi papá me amenazó con sacarme la entretela, sino le hago caso a mi mamá.
    Asi que para salvaguardar mi integidad física, prefiero tener un amigo cibernético, antes que un contrincante potencial.
    Sin embargo, haciendo un análisis frío, nuestras formas de pensar, son absolutamente incompatibles. Pero haré el intento de adecuarme a tu filosofía, siempre y cuando tienda a crear, antes que destruir.
    Saludos.

  • Vaya. Veo que el tal Gonzalo tiene el tupé de criticar nada menos que Vargas Vila, todo un clásico. Estoy seguro que el susodicho «crítico literario» no ha leído siquiera una parcela de la exquisita prosa de este notable escritor colombiano. Y muy suelto de lengua dice que lo que dice ha estractado de tal o cual cosa; pero bueno sería que algo de su crítica fuese fruto de su propia experiencia de lector, o sea que tenga la capacidad de extractar de su propia sesera y no de cabezas ajenas. ¿O será que este «ilustre jovencito» es mas bien miembro del club de fans del «Estido». Creo que se merece ese privilegio.
    Respecto al cuento ganador y al resto de los finalistas que tanto polvo está levantando, no creo que sean ni tan malos ni tan buenos. Bueno, así nomás andamos por casa; finalmente había sido como se dice por ahí: Consuelo de pobres: con tan poco nos conformamos.
    Saludos a todas las «letradas y letrados». Reconozco cuánto se aprende leyendo sus valiosos comentarios, sugerencias, entredichos y escaramuzas verbales.

  • Me molesta que muchos comentaristas hablan de todo lo que les viene a la cabeza y cuando se trata de hablar de los cuentos en cuestión dicen: «son buenos», «malos», «mas o menos». Y si no tienen opiniones de más valor no veo por que comentan. Quedense callados y mejor no digan nada. Realmente ahorrense sus comentarios y no desperdicien su tiempo vertiendo opiniones tan tontas. No es una estupidez pedir una opinión y responder con «es bueno» o «es malo» o «así no más estamos». Ridiculo.

  • A mi en lo personal, el concurso me pareció genial, creo que lo que se quería lograr es la promoción de la literatura, y se logro no? Mis favoritos fueron arquetipo, abraxas, y el carnotauro.
    Me hubiera encantado que la yerba mala organice una reunión con todos los autores de los cuentos, de todos los cuentos…así para tomarse un cafecito, intercambiando opiniones, cosas así. Es una sugerencia de mi parte.

    • Gaidel,
      Finalmente alguien que le gustó el concurso y no lo destrozo, que siempre es lo más fácil. Todos somos lindos, hasta que nos miramos en el espejo. Uno de los objetivos, ciertamente, era promocionar la literatura pero otro, posiblemente el que más me gusta, era de que los lectores se vuelvan jurado, que sean ellos los que juzguen las obras.
      Se presentará el libro con los cuentos ganadores en la FILC Cochabamba y sería super interesante abrir un espacio de diálogo dentro de la misma con los autores participantes. Por qué no?
      Saludos,
      Marcelo Paz Soldán
      https://ecdotica.com

  • 😛 Felidiades Marcerlito por el concurso fue una inicitiva hermosa y me encanta lo de la idea de reunir a los participantes del concurso.
    Sigan asi Yerba Mala y Ecdotica 😉

  • Yo apoyo otra reunión aquí en La Paz, sería muy interesante conocer a los autores, pero tráiganos sus impresiones de la reunión que harán en cocha, que de seguro estará súper la charla.

  • Pingback: notas para pianos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *